Aguas de Alcázar de San Juan
titulo blog



28/11/2016 20:09:26

Accede como usuario y disfruta de todas sus ventajas.
Noticias
Ver entradas anteriores
El ciclo del agua
menu Analítica del Agua Niveles de los Pozos
multimedia multimedia
email


Titulo depuradora
La 1ª fase de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (E.D.A.R.) de Alcázar de San Juan entró en servicio en 1987, cubriendo a la perfección las necesidades de depuración de los vertidos urbanos de esta ciudad, aunque no así los de los vertidos industriales. Consciente el municipio de la necesidad de depurar este tipo de aguas, construyó en colaboración con los industriales afectados y la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha una segunda línea de aguas y una línea de fangos, las cuales entraron en servicio en 1994, cubriendo así las necesidades totales de depuración del municipio.

Diversos problemas y el aumento de caudales, debido al auge del tipo de fábricas instaladas en el polígono industrial de la localidad, principalmente de tipo alimentario (lácteas, vinícolas) hizo que las fases en funcionamiento resultaran ineficientes para el tratamiento, produciendo malos olores en la población y vertidos contaminantes al cauce receptor, que provocaron situaciones de alarma en los organismos competentes para la conservación de la naturaleza. Si además unimos a ello la necesidad de cumplir los parámetros exigidos por la normativa en relación a la calidad exigible a las aguas en depuradoras ubicadas dentro de las zonas denominadas sensibles, la necesidad de un mayor grado de depuración se hizo más que evidente.


Estos motivos aconsejaron la construcción de una tercera línea de depuración de aguas que paliara las deficiencias de las dos líneas anteriores y adecuación de estas últimas, con capacidad para tratar un caudal diario de 24.000 m3, capacidad suficiente para admitir las aguas residuales e industriales de Alcázar de San Juan y de Campo de Criptana.

De este modo con las tres líneas en funcionamiento se dará servicio a unos 322.402 habitantes equivalentes, aprovechándose las aguas para la regeneración de las lagunas colindantes a la depuradora, y garantizando la calidad de las aguas de aporte a las tablas de Daimiel.